sábado, 16 de enero de 2010

Te sostengo



No llores más,
estoy aquí,
no tengas miedo.

Te sostengo entre mis brazos,
mi corazón esta abierto para ti.

No estés triste,
estoy aquí,
no me marcharé.

Curo tus heridas con mis lágrimas,
me arrodillo para darte mi aliento.

No llores más,
estoy aquí,
no tengas miedo, no me marcharé.


Naia Salud

15 comentarios:

dondelohabredejado dijo...

Son maravillosas tus palabras, pero no puedo evitar las lágrimas.
Ojalá llegue toda la ayuda necesaria y se mantenga. La ayuda espiritual y del corazón y también la ayuda material y concreta.
Ojalá nos demos cuenta todos de que esto nos sucede a todos.
Un abracito.

Joselu dijo...

Ojalá que esta explosión de solidaridad pueda ayudar a estos haitianos a levantarse y no se acabe aquí. Ojalá que los cooperantes tengan fuerza y convicción moral para llevar a cabo su tarea, que no se quede todo en una operación cosmética. Hermoso texto. Un abrazo.

Pepe Moya dijo...

Naia, me decías que era muy valiente al tomar la decisión de hacerme cooperante, pero yo creo que más bien soy afortunado, viendo la sonrisa de ese bombero puedes hallar la respuesta. Apunto he estado de ser enviado a Haití, pero al final no será allí, estoy disponible para salir, ya descansé bastante desde que vine de Congo, pero desgraciadamente hay tantos Haitis en NUESTRO mundo que debemos hilar muy fino para ver donde va cada uno. MSF en Haití ya tenía 3 proyectos abiertos (sosteniendo las escasas infraestructuras de salud) y eso para una ONG urgentista ya dice mucho del estado de un País, que vive de por sí discriminado por el primer mundo, pero después de una catastrofe así, la situación se vuelve simplemente desesperada. Afortunadamente la solidaridad de tanta gente al conocer la noticia me sigue llenando de esperanza e ilusión en que está en nuestras manos Ayudar y ser Solidarios, así con mayúsculas, está en cada uno de nosotros. Todo mi ánimo a los sufridos supervivientes y a los que están ayudando de alguna forma a mitigar el sufrimiento de otros a su manera.

Joselu dijo...

Pepe Moya, soy socio y colaborador de Médicos sin frontera desde 1991. Si tú perteneces a esta organización me gustaría saber de ti, cómo trabajáis, cómo fue tu experiencia en Congo. Me ha gustado encontrarte por aquí y sí, pienso que eres afortunado. ¡Cómo me hubiera gustado acompañarte! Recibe un cordial saludo.

J.Carlos dijo...

Entre todos hemos de sostener a quien más lo necesita ahora, como antes lo han necesitado otros; la solidaridad no debe agotarse, pero también tenemos que exigir a los gobiernos de estos paises, que si ayudaremos, pero que realmente esa ayuda llegue al pueblo, no a los bolsillos de cuatro.
Precioso escrito, muy sentido.
Un fuerte abrazo

LOBOHERIDO dijo...

¡Bendita, Tú!

El Museo de la Luna dijo...

Siento admiración.

Elio Milay dijo...

Me llevé la foto del niño y su bombero salvador al museo, me emociona cada vez que la miro. Tu poema ayudó mucho a esa primera impresión, te felicito de todo corazón. Ojalá ayude a concienciar, es lo único bueno que tienen las catástrofes, que humanizan a las personas y les hacen ver qué es lo realmente importante. Aunque luego hay muchos que nada, que les da igual, que siguen igual de frívolos que siempre. No hay más que pasearse por algunos blogs para darse cuenta. Madre de dios...

Muchas gracias por unirte al Museo de la Luna. Tú me gustas mucho además a nivel personal, de modo que me sumo a tu página también con mi perfil.

Te dejaría un beso, pero... creo que es mejor dejarte algo práctico... Una sugerencia. Para comodidad de los lectores del blog, te recomiendo que modifiques un detalle.

Dentro de tu blog, en "Configuración", ve a la sección de "Comentarios" y en ella, donde pone "Ubicación del formulario de comentarios", elige la opción número dos: "Ventana emergente".

De esa forma los amigos que te escriben comentarios no salen de tu página, sino que les aparece una sub-ventanita flotante muy mona. Así no hay que andar yendo hacia atrás para volver a la página principal.

Mis mejores deseos para Ti.

sue dijo...

Precioso.
Mi cuñado es de allí y al fin ha conseguido saber que su madre está viva.
No ha ocurrido lo mismo con su cuñado, que ha perdido a toda su familia.

Es tan injusto...

Robërto Loigar dijo...

Hay palabras fuertes:Solidaridad es una de ellas.

Saludos desde el otro lado de la Isla.

Carina Felice dijo...

que puedo agregar? solo vos podes escribir bellas palabras para decir lo contundente, Naia.

Mi lente conmovida, envía humilde Luz.

Namaste amiga /\

Yamuna dijo...

Dicen que todo es para bien ... Que todo es perfecto ... yo personalmente voy a creerlo.
Estuve en la República Dominicana hace un tiempo y se decia ... decían los propios haitianos que Haiti era "el infierno".
Espero y deseo que todo lo que ha pasado sea para que haya más equilibrio, para que allí ahora haya más luz.
He conocido tu blog a través del de Elio, y me ha gustado ... gracias.
Un abrazo, Sina

Rose dijo...

Yo les daría mi cama,mi mesa puesta,una mantita suave,el juguete favorito de mi enana,un baño de espuma....
¿por qué se hace todo tan complicado?
Por qué es cosa de paises tan pobres tener que sufrir sin clemencia???

No puedo ver los telediarios,no puedo dejar de llorar si los veo.

Ojalá todos nuestros deseos de esperanza les lleguen,de una forma u otra.

Sally dijo...

Muy lindo. Pero la noticia pasará y los niños quedarán huérfanos sin la presencia de esos brazos cooperantes que regresarán a su país. Un abrazo

Raúl dijo...

Ente los versos, resalta la calidad del sentimiento que los compone.

Todos mis textos