sábado, 30 de julio de 2011

No hace falta....


No hace falta romper a llorar ni dejar que me mutile yo misma con mis indiferencias, no tengo tiempo de regodearme en mi propia miseria, no es necesario dar pasos hacia atrás, ni humillarme silenciosamente, no tengo porque regresar a ese lugar de tristura ni negrura, de dolor y ofuscación, de  amarga indolencia que borda   nudos de gritos sordos en dónde nadie me oye, solo yo misma cometiendo el mayor homicidio jamás visto, mi propia muerte en vida.

No hace falta gritar con palabras sordas y mudas que no quieren llegar a esos oídos  llenos de dolor,  de llanto desgarrado. Son mis palabras que se visten de vergüenza y de culpa retirándose a la cueva de la soledad. Es mi miedo a amarte tanto ¡!!

Sé que no hace falta decir ni hacer nada. La energía se encargará  de guiarme. Solo hace falta vivir. Entrar en la burbuja aureal de mi ser. En ella estoy segura, feliz, viva...Es mi mundo fantástico, tu mundo fantástico que me envuelve en cada instante. Te Amo Edgardo.



Naia


6 comentarios:

Naia dijo...

Gracias AMIG@S por visitar este espacio. Vuestra visita llena de energía el lugar. Gracias por vuestro comentario y sentires..Todo está bien, todo brilla en su lugar..El amor es una energía maravillosa. La vida es maravillosa...

Un abrazo grande
Naia

Larisa dijo...

Ha llamado Stephen Hawking. Que dice que no está de acuerdo. Ay.

TCR dijo...

No hace falta (*)

No hace falta romper a llorar ni dejar que me mutile yo misma con mis indiferencias.
No tengo tiempo de regodearme en mi propia miseria, no es necesario dar pasos hacia atrás, ni humillarme silenciosamente.
No tengo por qué regresar a ese lugar de tristura y negrura, de dolor y ofuscación, de amarga indolencia que borda nudos de gritos sordos en donde nadie me oye, solo yo misma cometiendo el mayor homicidio jamás visto, mi propia muerte en vida.
No hace falta gritar con palabras sordas y mudas que no quieren llegar a esos oídos llenos de dolor, de llanto desgarrado.
Son mis palabras que se visten de vergüenza y de culpa retirándose a la cueva de la soledad.
¡¡¡Es mi miedo a amarte tanto!!!
Sé que no hace falta decir ni hacer nada. La energía se encargará de guiarme. Solo hace falta vivir. Entrar en la burbuja áurea (1) de mi ser. En ella estoy segura, feliz, viva...
Es mi mundo fantástico, tu mundo fantástico que me envuelve en cada instante.
Te amo Edgardo.



(*) Los títulos no han de llevar signos de puntuación.

(1) "Aureal" no existe.

Sally dijo...

"La energía se encargará de guiarme". Me gusta. Un saludo y mucha energía.

malena dijo...

La verdad es que sería una buena guía,
saludos

dondelohabredejado dijo...

No hace falta decir ni hacer nada.
Sólo amar, ni más ni menos que amar. y todo va a estar bien.

Un abrazo enorme y cariñoso.

(aureal sí existe! No vamos a esperar a que la real academia lo registre para que la palabra exista. y si no existía, ya existe porque ha sido creada. Y es una palabra hermosa.
Los títulos pueden y deben llevar signos de puntuación)

Todos mis textos