viernes, 1 de octubre de 2010

Atemporal



Ruido a mí alrededor que no cesa...

Ruido que impone su ley..

Ruido que atornilla mi quietud...


Estoy frente a ti....


Ruido que quiere compartir mi estado

contagiado por mi serenidad

Ruido que golpea con miedo

las paredes de mi pensamiento

Ruido sin amor, sin besos, ni abrazos, ni aromas

que lo mimen

Ruido solitario donde no tiene sitio a donde ir...


  Estoy frente a ti...


Te he acogido

Te he compartido

Te has quedado en mí

Abrigado

Satisfecho

Has comprendido mi estado atemporal



Naya





13 comentarios:

Nahahya dijo...

Gracias amigas y amigos por leer mi poema, por dejar vuestro aliento bondadoso y por dejar impregnado este espacio con vuestro amor.

Os dejo un abrazo del alma

Naya

Flor dijo...

Muy lindo tu poema.
Te dejo mis besos y deseos de un buen fin de semana.

Flor

Ernesto y Felisa dijo...

"Has comprendido mi estado atemporal"
Esta última frase es un recipiente de felicidad, que alguien, no sé quien o quienes, comprendan tu estado atemporal, que puedan estar en tu piel, que vean tu alma..., Naia,..., creo que has tocado un trocito de cielo, en medio de todo ese ruido....
...espero haber entendido lo que quireres decir..., si no es así disculpa mi atrevimiento..
Un beso.
Felisa

Olga i Carles dijo...

Grande y profundo poema, para meditar.


Gracias.

José Gonçalves dijo...

Olá Naya,

É sem dúvida um belo poema, que nos fala de um "ruído", que por vezes inquieta nossas Almas e perturba nossa vivência.

Puderamos nós seguir Caminho sem ruídos estranhos e maléficos em nossas Viagens.

Saibamos nós seguir essas Viagens conseguindo estar atentos apenas aos nossos ruídos, ignorando os maléficos, inúteis.

Um bom final de semana, um abraço e até sempre,

José Gonçalves
(Guimarães)

patricia dijo...

cuánta belleza envolvente se aprecia en este lugar, querida amiga!
te dejo un cálido y fuerte abrazo.

Rose Holiday dijo...

Cuando el ruido te invade y ya nada es igual,lo mejor es fiarse de uno mismo, de lo que te recuerda por qué sigues ahí, a pesar de todo.
Cuando el ruido se marcha-porque siempre se vá- queda el maravilloso sentimiento anterior y la satisfacción de haber hecho lo correcto.
Confía.

ChicaGuau dijo...

¡Soy tu seguidora número 100!

Un besito compañera museolunera :D

J.Carlos dijo...

El ruido nos ensordece, nos despista; pero también nos comunica, sólo tenemos que agudizar nuestros sentidos y quedarnos con el verdadero mensaje.
Abrazos

Dante Bertini dijo...

Flotas?
aFortunada

Lirium* dijo...

Hermosas palabras, me encantó tu escrito... muy tenso muy tenso y luego el placer de sentir esa comprensión.
Un abrazo.

Xiomara Beatriz dijo...

Cuando el jardín interno está bien cuidado lleno de luz y amor el ruido puede penetrar pues no inmutara tu serenidad...es hermoso cuando somos bautizados con la paz ...besos amiga

Sue dijo...

Como destilas amor, siempre que paso por aquí recupero la fuerza y la esperanza.
Tus poemas son luminosos, como tú.

Un beso.

Todos mis textos