viernes, 30 de julio de 2010

Dolor


17 días ….han pasado

Algo pasa dentro de mí,
no dejo de tropezar
contra mi propia alma
dando  bandazos en mi propio vacío
arañados por mis lágrimas
¡dolor!
que habitas en mi seno
¡términa ya tu visita!
escueces como una herida
empapada en alcohol.


Naia


16 comentarios:

Nahahya dijo...

MIl Gracias a tod@s por pasar, leer y dejar vuestro aliento, vuestro aroma. Disculpar mi momentánea ausencia.

Os dejo un abrazo enorme lleno de aromas...

Naia

arianna dijo...

Querida Naia
El dolor pasará, vendrán momentos dulces , los vivirás tan intensamente como ese dolor que te estruja el alma, sé de que hablas, todo pasará amiga

Recibe un abrazo de luz y color para tu alma lleno de aromas y mucha paz

dondelohabredejado dijo...

Te estoy abrazando fuerte fuerte, aunque sea a la distancia y no como quisiera. Te estoy abrazando con el corazón, Naia.
Quisiera compartir de algún modo tu dolor para que no te pese tanto. Quisiera poder aliviarte de algún modo, porque sé que lo que estás sufriendo es muy duro.
Sabemos que va a pasar, sabemos que llegará el momento en que no duela.
Tenés herramientas: no dejes de usarlas por favor.
Te envío energía, con mi mejor energía.

De Lirium soy dijo...

Querida Nahahya: es la primera vez que me acerco a comentar. Hsce mucho tiempo que te había agregado al reader y por allí te seguía y disfrutaba tus posts.
Hoy, ante tu gran dolor, no puedo menos que acercarme y dejarte un fuerte fuerte abrazo.
Tengo sobrinos e imagino lo que sentirás, o acaso no puedo ni imaginarlo, por eso no tengo palabras.
Sólo un abrazo, muy muy fuerte.

patricia dijo...

deja que tus lágrimas afloren, que tu alma se exprese, ya sanará, poco a poco...
desde mi corazón al tuyo, mi querida Naia, un envolvente y cariñoso abrazo.

Sue dijo...

Aléjate dolor! Aléjate!

Naia, un cariñoso abrazo para mitigar ese dolor.

Joselu dijo...

Me pareces más cercana y cálida cuando hablas de tu dolor. Éste es consustancial a la vida. No podemos vivir sin dolor salvo que nos alejemos de todo y nos desasgamos de todo, y eso no es posible, pero sí es bueno entrenarse para ese momento. La vida no es triste ni alegre. Es. Me gusta sentirme próximo a ti en tu dolor que seguro que ya ha pasado. Es como una tormenta de pedrisco. Ya pasó.

Ernesto y Felisa dijo...

Hola Naia, soy Felisa de Stgo. de Compostela, encontré tu blog en el museo de la luna, ..., y creo que voy a seguir pasando por aquí, este dolor del que hablas en esta entrada..., seguro pasará..., el tiempo eso tan extraño ayuda en las heridas del alma..., cicatrizan.
Bueno a modo de casualidad o causalidad, resulta que mi línea materna proviene de un pueblo aquí en Galicia que se llama Casa de Naia, curioso ¿no?
Un beso del color que más te guste.
Felisa

dondelohabredejado dijo...

Paso a dejarte un abrazo con todo mi cariño.
Te tengo presente, espero que estés recuperándote, que toda tu familia se esté recuperando.

Fermina dijo...

Yo tambien espero que tu dolor disminuya, que tu alma se calme. El tiempo, y nuestro espiritu bien orientado, ayudaran. No retrocedera, pero calmara.
Te deseo mucha suerte! Y nos veremos por aqui...(Te he visitado varias veces, pero hoy pense que seria bueno decir algo)

J.Carlos dijo...

Querida Naia, el dolor nos acorrala, nos rodea, parece interminable; pero con tu fuerza interior estoy seguro que puedes hacer que poco a poco desaparezca.
Además esa lucha nos hace más fuertes.
Un fuerte abrazo

merce dijo...

Quizá el mejor bálsamo, el llanto que brota de uno mismo, para alivio del cuerpo y el alma...
como agua bendita...que calma,
limpia y purifica.

Naia, te abrazo con ternura amiga.

DanielPérez dijo...

Lo siento mucho, nuevamente, por tu perdida, pero recuerda que no estás sola y que el dolor es parte del proceso de aceptación del duelo, significa cuanto a;oraste a la persona que ya se fue.
Que vivas mucho más, y ahora más que antes, como si no hubiera un ma;ana Naia, abrazos!!!

Dante Bertini dijo...

esperamos tu regreso
con amor y alegría
un abrazo desde Buenos Aires

Olga i Carles dijo...

Cuando el viento golpea fuerte, son los primeros indicios para la transformación.



Un abrazo.

Sally dijo...

Me he acercado al mundo blog despues de mucho tiempo de ausencia y acabo de leer esta entrada tuya. Te mando un abrazo enorme y toda mi energía. Después de la tempestad siempre llega la calma. Verás como pronto pasará el dolor. Cuídate mucho

Todos mis textos