viernes, 19 de febrero de 2010

Parada




Descanso
Ya pasó la tormenta

Las aguas
Están tranquilas

Parada
Me despojo de cargas

Duermo
Tapo los huecos

Quieta
Me adentro en mí

Estoy
Observo, vacío y plenitud

Respiro
Siento, felicidad y vida

Abrazo
La verdad de quién soy

Alegría
Amor, en estado puro

Naia Salud

26 comentarios:

Nahahya dijo...

Feliz Día, amig@s..
Somos una barca que navega por los óceanos y mares de las emociones. Atravesamos diferentes tormentas,lluvias agradables, oleajes tremendos, vientos enfurecidos pero también vivimos, días maravillosos donde el sol nos calienta, la mar nos mece con suavidad y la brisa nos acaricia. Estando con amigos de navegación a nuestro lado.
Tenemos que cuidar, mimar y proteger, la barca, nuestra barca.

Mi agradecimiento por vuestra visita.
Un abrazo muy sereno,
Naia

Joselu dijo...

Esencialidad, raíz, desnudez, sentimientos despojados de anécdota que aspiran -sin deseo- a la totalidad que tal vez llegue o esté ya aquí. ¡Qué hermosa cosmovisión o estado de plenitud existencial! Más visto desde los que nos agitamos en tormentas y marasmos existenciales. Un abrazo.

J.Carlos dijo...

No hay hay amor más sincero, pleno y difícil de conseguir que amarnos a nosotros mismos; no es egoismo, es conseguir llegar a ese punto de encuentro con nuestro interior.
Un abrazo

Ángel dijo...

Bonita entrada. Una forma muy bonita de decir una gran verdad.

mariajesusparadela dijo...

A veces es duro adentrarse en uno mismo,

Yamuna dijo...

Por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
Khalil Gibran

Todo pasa ...pero estoy contigo en que hay que cuidar nuestra barca y amarla, sobre todo amarla.
Un abrazo muy amoroso, Sina

dondelohabredejado dijo...

Cuánta belleza y cuánta vida puede haber en la quietud, cuando es verdadera.
Aunque no lo veamos, el sol siempre está.
Un abrazo.

Ángel dijo...

Me alegro mucho de que te haya gustado el texto. Espero que te vaya todo bien y que sigas escribiendo entradas tan preciosas como la de hoy.
Un abrazo con mucha energía para ti. :)

Sir Bran dijo...

Me he dejado ir en esa navegación lenta que sugieres, y me he encontrado con la calma y con los sentimientos bien definidos.
Escribes unas cosas bonitas
y provocas otras tantas.
Saludos.

DanielPérez dijo...

Lo hermoso de la pura sencilles.

merce dijo...

Serenidad y belleza destilan tus palabras.


Un abrazo Nahahya

GOGO dijo...

no hay mayor felicidad que el encontrarse con uno mismoo..!!

lujito leerteee..!!

mi cariño entregadoo en manooo..!!

Paco Alonso dijo...

El viento del norte me trajo hasta aquí, con permiso te enlazo para poderte seguir.
Se iluminó la mañana con tu hermoso poema, la luz lo deja todo en la más amplia claridad.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

Valery dijo...

Refrescante!

Cadinho RoCo dijo...

No meio de mim mesmo há um barco à espera de alguma navegação.
Cadinho RoCo

Javier Martin Alvarado dijo...

todo tranquilidad... como la propia barca... girando sobre ella misma

sue dijo...

Quiero subirme a esa barca y navegar bajo la tranquilidad de un cielo azul. Quiero mirarme en el agua de ese lago y decir "lo conseguí".

Naya, siempre es un placer pasar por tu espacio.

Rose dijo...

Preciosa..la sensación de pertenecer al agua,al aire,al pensamiento.....
he sentido el remanso de paz que describes.
:)

mirambella dijo...

preciosa imagen. Casi me ha impactado. Besos

REINA DE CORAZONES dijo...

Querida Naia:

Nos complace informarla de su co-nombramiento como Ministra de Paz, Amor y Espiritualidad en nuestro Museo de la Luna, en compañía de su amiga Sina-Yamuna.

Nos harían las dos un gran favor aceptando el nombramiento, pues ello nos conduciría a una mayor voluntad en el cultivo de las bellas cualidades que ustedes practican. Como amante de la estética, he de reconocer que me fascina la filosofía oriental, que resulta muchísimo más equilibrada y armoniosa que la mía habitual de cortar todo por lo sano de manera despótica.

Tal vez contando con ustedes como ministras sepa ser una gobernanta más pacífica, amorosa y espiritual. No lo sé. Al mal carácter no voy a renunciar por salvaguardar la comedia, pero quizá modere mis crueldades por respeto a tan sabias consejeras.

Le rogamos pues que acepte su nombramiento de hoy. Si desea incluir nuestra foto de Audrey sobre fondo rojo en una esquinita de su cálido blog, pensamos que no quedará mal. Con ella simbolizamos la red de amistad que se crea en torno al Museo de la Luna y todas nuestras ministras y artistas la comparten. Sería un auténtico honor que se integrase usted del todo y no le voy a rendir cuentas sobre su lealtad, pues me conmueve lo buena amiga que ha sido siempre de nuestro espacio.

En mi gran nobleza, pasaré por alto la amistad que le une con el anterior director. No comprendo cómo ha podido hacerse amiga de semejante debilucho bobalicón, pero sus razones tendrá. Seré permisiva con eso y no la consideraré sospechosa de alta traición debido a su comprobada altura espiritual.

La aprecio de todo corazón.

Ipnauj dijo...

Espero la tormenta para subir por uno de sus rayos y averiguar si existe Dios.

Un gran saludo.

Amanda dijo...

Inspiras tanta paz..tanta armonía..
Me encanta.
Un abrazo.

Raúl dijo...

Un receso, un parón, un descanso en el camino. Siempre es necesario deternos a ver el camino por donde andamos.

ÁFRICA dijo...

Que difícil es escucharnos y que necesario.
Un beso

Meiga dijo...

Que serenidad provocan tus palabras, precioso texto.

PALOMA dijo...

Como todo en esta vida despues de la tormenta simpre llega la calma ...bonito y muy sentido.

Un besazo de un angel solitario.

Todos mis textos