sábado, 21 de noviembre de 2009

La Sencillez de la Flor



La sencillez de la flor embarga todo nuestro ser, a través de su Majestuoso Silencio. La Flor, solo ES. Ella no sé cuestiona, en que lugar creció, ni si su olor tiene una intesidad concreta. Solo ES.
Permanece en "la totalidad del SER", formando parte de "todo lo que es", conviviendo en armonía, serenidad, paz y plenitud. Siempre está, en el presente, luciendo su belleza, su esplendor y felicidad. Entregando, a todo lo que le rodea, toda su virtud y bondad.
Si observamos con transparencia, nos daremos cuenta, de que somos como una flor. Solo hay que dar, un primer paso hacia dentro.

Sé que para muchas personas les resulta difícil o improbable conseguir cierta serenidad, porque vivimos en una sociedad muy ajetreada, con sucesos desagradables e injusticias humanas, que provocan indignación, enfado, ansiedad, tristeza, stress y un montón de cosas más. A lo que la "felicidad", la vivimos ó sentimos a ráfagas de segundo. A penas permanece en nosotros. Entonces pensamos y decimos: "es imposible ser feliz siempre"..."siempre pasa algo...". Debemos ser felices, en todos los momentos de nuestros días !! Ser feliz, es una condición natural. Hay que viajar hacia dentro.


Puedo aconsejar..., que para empezar, estemos en "silencio", con los ojos cerrados, respirando sin forzar (inhalando y exhalando por la nariz) sentados o tumbados (sin dormirse), disfrutando del silencio total, sin ruidos, sin música. Es posible que "la mente" haga algún ruido. Pero, respirando puedes calmarlo. Es una forma sencilla de conectar con tu interior. Es permitirte tener un espacio de tiempo para ti.



"El propósito de toda meditación, declárese o no, debe ser el de producir un sentimiento interno de paz y serenidad, de genuina cordialidad con los demás y una conciencia de verdadera relación de uno con la vida en toda forma."

Nilakanta Sri Ram


"No debe confundirse la felicidad con el placer. La felicidad surge naturalmente de un estado interno en el cual no la buscamos"


Nilakanta Sri Ram

2 comentarios:

J.Carlos dijo...

Realmente muy especial tu entrada; conseguir esa serenidad de la que hablas es muy complicado en esta sociedad, donde todo esta acelerado, hemos alterado el ritmo de todo, acelerandolo en una carrera sin sentido para llegar a ninguna parte, olvidándonos de vivir.
Con los años me he ido interesando por los mensajes de otras culturas, quizás encuentro repuestas a las muchas preguntas que me sigo haciendo.
Por eso tu espacio ha sido un descubrimiento, por darnos otra visión distinta, otro camino a seguir, para llegar o por lo menos intentarlo, a la felicidad y a nuestro equilibrio interno.
Muchas gracias por enriquecernos con tus palabras.
Abrazos

Naia Salud dijo...

Gracias J.Carlos, creo que muchos de nosotros estamos en ello. Sé que cuesta un poco, y a veces más, cuando tienes una profesión muy activa y competitiva. Pero ahí está, es nuestro reto personal.¨"Ser felices". Todo es posible !!

Molts petons
Namasté

Todos mis textos